La medicina veterinaria moderna ha hecho enormes progresos en la protección y ayuda de la salud de los mejores compañeros de la familia, haciendo que estas vivan más tiempo que nunca. Este feliz estado de cosas ha conducido a un interés común relativamente nuevo entre muchos amos: el cuidado del perro a una edad avanzada.

Como las personas, los animales domésticos pasan por etapas de la vida de crecimiento, la madurez y el envejecimiento. El paso de una etapa a otra es a menudo borrosa, y los propietarios deben estar en guardia para reconocer las señales de que la mascota se está poniendo vieja.

El envejecimiento en animales domésticos es un proceso gradual que pasa de forma desapercibida a los ojos de los humanos. Los órganos comienzan a deteriorarse, los sentidos empiezan a fallar, y la energía comienza a disminuir. La vejez llega en momentos diferentes para las diferentes razas de perros y diversos perros de hogar. Las razas gigantes tienden a morir a una temprana edad, donde su esperanza de vida es generalmente menor a los 10 años humanos. Las grandes y medianas razas tienen una esperanza de vida de 11 a 14 años, y razas pequeñas pueden vivir 15 años o más.

Un perro fuerte y saludable probablemente envejecerá más tarde que un perro que no tuvo el mismo estilo de vida. Los perros que están esterilizados o castrados antes de los seis meses de edad generalmente viven más que los perros que se mantienen intactos.

El cuidado preventivo

Aunque el envejecimiento es inevitable, los dueños de mascotas pueden retrasar la muerte temprana de sus amigos si se los cuida de forma adecuada. Las visitas anuales al veterinario para colocarles las vacunas contra el moquillo, hepatitis, leptospirosis, parvovirus, y tos de perrera, junto con la vacuna contra la rabia obligatoria son el comienzo de un buen programa de salud. El control de los parásitos intestinales deben ser el siguiente punto a tratar en la lista, seguido por el control de parásitos externos en la mascota y en el hogar.

Una buena nutrición es esencial para la buena salud en todas las edades, por lo que los propietarios deben evitar los alimentos genéricos o baratos que puedan hacerle mal al perro. Indudablemente la buena alimentación es de vital importancia si queremos que nuestra mascota goce de una vida saludable y sin problemas a su avanzada edad.