Perros agresivos

La agresividad en los perros: un tema que debes conocer

La agresión es una parte normal de la forma en que todos los animales se comportan. A menudo, las personas sólo tienen en cuenta el comportamiento agresivo en un perro. La agresión es la expresión externa de una emoción y se puede utilizar para comunicar diferentes intenciones por parte del perro. En lugar de ser algo que aparece de repente, la agresión es parte de una serie de comportamientos que los perros tienen a su disposición para hacer frente a los retos de la vida diaria.

Muchos de estos comportamientos son pasivos y es sólo cuando el perro cambia de humor para tratar de evitar una situación. Cosas como alejarse o mostrarse que no están felices, para tratar activamente la situación, a esto se le llama “la agresión”. Cuando un perro tiene que hacer frente a una característica particular de su vida tiene una serie de opciones de qué disponer y cómo debe tratarlas.

La agresión es simplemente una parte de algunas de esas opciones.

¿Por qué los perros son agresivos?

Los perros son agresivos en respuesta a los acontecimientos. Cualquier perro tiene la capacidad de utilizar la agresión, pero siempre depende de lo que ellos creen que les está sucediendo. Cuando un perro utiliza la agresión se ve como un comportamiento casi invariable, donde él sabe que está bajo algún tipo de amenaza. Por ejemplo, la amenaza podría ser a su seguridad personal, para tomar algo (o alguien) que valora en gran medida, o evitando hacer algo que realmente quiere hacer pero le provoca frustración. La agresión se puede utilizar para controlar o reducir este desafío. Teóricamente cada perro es individual, si se les presiona lo suficiente, puede y va a usar su agresión contra la amenaza.

¿Son algunos perros naturalmente agresivos?

Aunque podría parecer que algunos perros nacen para ser agresivos, es más exacto decir que nacen con tendencias heredadas que podrían, si no se controla, hacer que el comportamiento agresivo continúe toda su vida. Como la agresión es siempre una respuesta, por lo general a una amenaza, no hay razón para que un perro no pueda aprender respuestas alternativas a este comportamiento.

Naturalmente ellos nacieron con un instinto para proteger su entorno y lo que saben que se encuentra en su territorio. La amenazas constante a este espacio siempre suelen ser atacadas de frente con su carácter y es ahí donde se da a relucir su comportamiento agresivo a los entes extraños en su territorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*